RVM / NOTICIAS

Míchel: "Hay que llevar nuestro rendimiento al mejor nivel" | vídeo

23/10/2018 13:20

El entrenador del Rayo Vallecano, Miguel Ángel Sánchez 'Michel', compareció en rueda de prensa antes de recibir al Athletic Club

El técnico rayista reconoció la importancia del choque ante los vascos: "El partido de mañana es muy importante, pero tenemos que llevar esa importancia al rendimiento y olvidarnos de resultados y la clasificación. Hay que llevar nuestro rendimiento al mejor nivel".

Míchel ve necesario quedarse con las cosas que el equipo hizo bien ante el Getafe para ganar mañana. "El otro día hicimos cosas bien, y podemos seguir haciéndolas para conseguir resultados. Hay que mirar el rendimiento colectivo para poder ganar el partido". El hecho de que este partido venga tres días después de la derrota ante los azulones, hace que sea una nueva oportunidad para el Rayo. "Hemos tenido poco tiempo para preparar el partido, pero lo importante es que después de una derrota tenemos la oportunidad de reivindicarnos otra vez. Hay que decirle a los jugadores la realidad. Mirar lo que hemos hecho bien para seguir esa dinámica y conseguir resultados". 

El rival tampoco viene en su mejor momento y eso hace que el choque sea más complicado. "El Athletic no viene de una buena racha, como nosotros. La igualdad de la competición hace que el siguiente partido parezca el más importante. Es de urgencias por las dos partes, pero tenemos que fijarnos en nosotros mismos. Si somos competitivos, seremos capaces de hacer daño y hacer buenos resultados. Eso es lo que nos tiene que dar seguridad ahora. Para que una dinámica cambie tienes que ser lo más cercano a lo que quieres, y eso lo hemos trabajado". Sobre Berizzo comentó que "considero a Berizzo un gran entrenador. No puedo hablar de nada más, porque no estoy ahí, pero para mí es un gran entrenador". 

En los últimos partidos el resultado no ha sido el deseado y eso ha hecho que Míchel sea preguntado sobre su situación, a lo que el técnico ha respondido con claridad. "Siempre he trabajo con la máxima confianza de hacer bien mi trabajo y nunca he tenido sensación de incomodidad. Sigo en la misma situación. Llevo las cosas con naturalidad. El fútbol son resultados y ojalá que mañana podamos corregir esa dinámica".

También ha destacado el cariño que sintió por parte de la afición tras el partido del pasado domingo. "La espontaneidad que tuvo la afición tiene que llenarnos de orgullo. Presión siempre tenemos porque vivimos de los resultados. Esto te da más fuerzas. El apoyo de la afición nos da mucha más fuerza. Ese apoyo incondicional nos tiene que levantar y saber que hay que devolvérselo con el máximo esfuerzo y capacidad. Ser capaces de ser eficaces en la competitición. Yo lo que quiero es que el Rayo siga en Primera el año que viene, si es con Míchel mejor, mi idea es que lo vamos a conseguir, pero que los errores no se conviertan en una losa. Hay que intentar que los pequeños detalles no te condicionen el resultado. Esa confianza de la plantilla la tengo". En resumen, el técnico se siente respaldado por los suyos: "Noto el respaldo de mi gente y me noto muy capacitado. Creo que soy buen entrenador en mi modelo de juego y sé transmitir esas ideas a mis jugadores y yo veo en sus caras que les llega. Si no llegan los resultados, lo entenderé, pero sé que vamos a ganar mañana". 

Después de analizar las distintas situaciones del juego en los últimos enfrentamientos, el entrenador ha sacado sus conclusiones. "Hemos sido un equipo que ha tenido opciones arriba, pero hemos provocado ocasiones del rival y ahí hemos salido perdiendo. El Getafe nos tiró dos veces a puerta. Ahí mejoramos. La presión la hicimos mejor, por ahí podemos mejorar y en ataque nos faltó presencia en el área rival". 

En materia de nombres propios, Míchel confirmó que cuenta con tres bajas para mañana "Medrán, Tito y Gorka no llegan". Además destacó el trabajo de Santi Comesaña y justificó su ausencia en la sesión de hoy: "Santi hizo un trabajo brutal el otro día y tenía una molestia, pero mañana estará". 

La intensidad de los entrenamientos es siempre la misma y la competencia muy elevada. Es por eso que los jugadores se toman muy en serio cada sesión, lo que provoca pequeños roces entre compañeros, que se solucionan después. "Bebé y Álex han tenido una pequeña discusión, un lance del entrenamiento, pero he hablado con los dos y se ha solucionado. Es normal, esto solo sale cuando vas perdiendo. Pero la intensidad es la misma siempre. Son dos chavales con los que se puede hablar. Nosotros hablamos de todo porque tenemos naturalidad para solucionar problemas. No es nada grave". 

Para finalizar, reconoció que las últimas expulsiones le preocupan, ya que el Rayo no se caracteriza por ser agresivo. "Me preocupan las rojas porque intentamos jugar. No somos un equipo agresivo. Siempre es mejor estar con 10 que con 11 y eso también lo hemos hablado, La idea es que todos estén del minuto 1 hasta el 95".