RVM / NOTICIAS

Míchel "Yo lo que quería y lo que quiero es que el Rayo se salve" | vídeo

Comparecencia de Míchel ante los medios de comunicación en la Ciudad Deportiva en su despedida como entrenador del primer equipo

19/03/2019 14:34

Rueda de prensa de Míchel en su despedida como entrenador del Rayo Vallecano, en la que estuvieron presentes los capitanes del primer equipo: Alberto García, Adrián Embarba, Óscar Trejo y Jordi Amat.

"Quiero dar las gracias. Lo primero al Club, por todo lo que me ha dado estos años como futbolista, como director de metodología en la cantera y luego como entrenador en estos dos últimos años. Me emociono por los recuerdos tan maravillosos que he pasado aquí y sobre todo por la gente. La gente que forma el Club, que es una gran familia y todos los grandes éxitos han sido gracias a ellos. Personas que me llevo como amigos y lo saben y que son el mayor éxito que puedo tener. Entrenadores de la cantera con los que he trabajado y seguiré aprendiendo, porque el tú a tú te hace mejor. Agradecer a mi gente: Isi, Kiko, mi segundo, Salva... todos han sido un gran equipo y hemos conseguido muy buenas cosas. 

A los jugadores, a los que les agradezco que estuvieran en los buenos y malos momentos. Un entrenador cuando ve que se intenta mejorar, se siente realizado y esto lo he vivido así a pesar de los últimos malos resultados.

Por último, la afición... el Rayo pierde un entrenador, pero gana un aficionado más".

Tras estas palabras, el ex técnico contestó a las preguntas de la prensa.

Míchel insistió en que lo importante en este momento es que el equipo se salve: "El objetivo ahora es salvar el Rayo y hay que estar unidos para salvarlo. Me quería despedir. Es una semana buena, porque no hay Liga y es el momento de ponerse en manos del nuevo entrenador y conseguir el objetivo de la salvación. Estoy un poco fuera y no quiero estar en el foco de nada".

Ha asegurado que el Club siempre le apoyó y que entiende que se haya tomado la decisión, reiterando que él se veía preparado y que el objetivo es la salvación: "El Club me ha apoyado siempre y las decisiones se toman por los números. Están ahí y poco puedo hacer. Trabajamos todos para sacarlo adelante, pero muchas veces por pequeños detalles no salieron las cosas y hay que reconocerlo. El club ha tomado la decisión y espero que sea para bien y que el Rayo consiga el objetivo. 

Yo me veía preparado pero también entiendo la postura que se ha tomado. Hay veces que las cosas salen y bueno, el cambio viene por 7 derrotas y es entendible. Estoy muy orgulloso por el trabajo que han hecho. Tengo gente con la que sé que podré contar en otro momento. 

Yo quería que el Rayo se salvara y quiero que se salve. Las cosas son como son soy capaz, pero los números han dicho que en estos últimos partidos no y entiendo la decisión". 

Respecto a posibles sustitutos, se le ha preguntado por la posibilidad de que Paco Jémez vuelva al banquillo rayista. Algo que ve con buenos ojos:  "Me parecería bien que viniera. Aprendí mucho de él y sé que va a tener un plantilla al cien por cien. Los más importantes son los jugadores y mi mensaje era ese. Todo lo que podemos hacer es ayudar desde fuera y remando en la misma dirección. La ilusión de los rayistas es esa y el barrio tiene que empujar para conseguir esa primera victoria que nos dé alas". 

En todo momento, Míchel ha insistido en que su cuerpo técnico y los jugadores han hecho todo lo posible por revertir la situación y que ellos también son personas: "Si supiera qué paso... hemos hecho de todo y siempre desde el respeto al jugador. Son pequeños detalles, lo he hablado con ellos, el dia del Barça, Leganés... no hemos tenido esa pizca de suerte que nos haga ver el futuro con optimismo y la gente no entiende que son 7 derrotas y que los jugadores son personas y hay que comprenderles y entenderles. 

He hablado con los jugadores y todos sentimos que hemos hecho todo lo posible. Ellos tienen una etapa que tienen que seguir. Con ellos me he sentido entrenador”.

Ante una posible vuelta dijo: "Me fui como jugador en contra de mi voluntad y me voy como entrenador en contra de mi voluntad. Puede ser que haya una tercera, que podamos volver". 

Respecto a sus hijos, se ha emocionado y solo ha podido decir: "No les he explicado a mis hijos nada. No puedo hablar de esto". 

Para terminar ha dejado un mensaje contundente. El equipo puede conseguirlo: “Cada entrenador tiene su forma de trabajar, la mía era darles poder y confianza y que se sintieran importantes en el terreno de juego. Quien venga tiene una plantilla que va a remar para solucionarlo. ¡Se puede!".